Nuevas Estrategias de Privatización

Procesos de privatización de la escuela pública

Escribe: Julio Rogero

Versión PDF

PRESENTACIÓN

Al tratar un tema tan significativo como el de los procesos de privatización que se siguen dando en el sistema educativo, no podemos olvidar que seguimos viviendo en un sistema capitalista de producción y consumo cada vez más brutal y deshumanizado, dando forma a todas las dimensiones de la vida humana. Algunos analistas nos dicen que hay una identificación del capitalismo con la realidad. Es un sistema que configura un contexto construido y asentado en los procesos de expulsión de una vida digna a la mayoría de la humanidad. Desde los años ochenta se implanta el neoliberalismo frente al progreso del estado de bienestar, asentado en un contrato social en el que se avanzaba en el respeto a algunos derechos básicos y en una cierta redistribución de la riqueza, desde finales de la segunda guerra mundial (Harvey. D. ,2007)
En este artículo vamos a detenernos a reflexionar sobre los procesos por los que el capitalismo se moderniza y penetra en lo que para ellos es, además de un nicho de negocio, un ámbito clave para la naturalización de lo privado como prioritario frente a lo público, lo común y lo colectivo. Vamos a ver cómo ese proceso se da en el mundo de la educación.

EN LA SOCIEDAD DE LA INCERTIDUMBRE Y LA COMPLEJIDAD

Me parece importante tener en cuanta, al menos enunciándolos, algunos de los rasgos que, según los analistas sociales, caracterizan la sociedad en que vivimos y el momento en que nos encontramos para poder entender mejor lo que estamos viviendo en la educación y proponer alternativas. Cada uno de estos enunciados requeriría un artículo al menos y no podemos olvidar que este es el marco en el situamos todo lo que sucede en la educación. Vivimos un hecho que, desde principios de este año 2020, está dando un giro inesperado a nuestras vidas: una pandemia que afecta a la vez a toda la humanidad, pero lo hace de forma profundamente desigual. Es un fenómeno que muestra una profunda crisis sistémica global en una sociedad interconectada que interrelaciona a toda la humanidad. En ella la incertidumbre y el reconocimiento de la vulnerabilidad humana se han convertido en su rasgo central. Muestra que el dominio de la globalización neoliberal va hacia su quiebra de forma imparable, a la vez se sigue obstinadamente con la construcción del sujeto neoliberal, capaz de vivir sin complejos en “el cadáver del capitalismo”1. En esa subjetivación juega un papel muy importante el sistema educativo. Parece que se va consolidando “La era del capitalismo de vigilancia”2 para el control de nuestras vidas en la denominada “economía de la atención”3. En la sociedad del rendimiento todo ha de ser medido y contado en función de la eficacia de los resultados. Por eso el sistema educativo ha de ser eficaz en los resultados que le pide el mercado de producción y consumo. En el actual capitalismo criminal crece constantemente una parte de la humanidad como descartable y sobrante: los que no sirven ni para ser explotados. Cada crisis socioeconómica aumenta la desigualdad. Se nos quiere endeudados y empobrecidos de por vida. Nos llama al cambio permanente y a la innovación para la modernización y supervivencia del propio sistema. Ello requiere el asentamiento de la idolatría por lo nuevo para mantener el consumo, a la vez que pone nuestras esperanzas de salvación en la revolución tecnológica (tecnolatría) que nos llevará a una poshumanidad feliz.

1 Franco Birardi (2020)
2 Ver el libro de I. Ramonet (2016) y de Zuboff, Sh. (2020)
3 Bruno Patino (2020) hace un análisis muy lúcido sobre el “mercado de la atención” en el que luchan por conquistarla las grandes corporaciones.

“En la sociedad del rendimiento todo ha de ser medido y contado en función de la eficacia de los resultados. Por eso el sistema educativo ha de ser eficaz en los resultados que le pide el mercado de producción y consumo”

Vivimos un pragmatismo demoledor, donde todo lo alternativo se descalifica de utópico e imposible, con la mentira como bandera. Hay quien anuncia que en la era del antropoceno se dará el colapso de nuestra civilización, si no somos capaces de dar un giro radical. La colonización de nuestras vidas por las pantallas y la digitalización disruptiva son una realidad incontestable. La aceleración que vivimos hace cada vez más incierto e impredecible todo lo que acontece. Ello hace que se asiente cada día con más fuerza “la sociedad del miedo” que hoy se percibe de forma generalizada.
Nos encontramos en un punto crucial, cada vez más evidente, para la ciudadanía global: o vamos al colapso (para muchos ya estamos en él) o salimos hacia una sociedad cada vez más humanizada. Constatamos que vivimos en una sociedad de una complejidad cada vez mayor. En ella tenemos que situar los actuales procesos de privatización por un lado y de defensa de lo público y lo colectivo por otro. Sabiendo de nuestro potencial colectivo humano para civilizar el miedo, reírse, saborear la belleza y crear fraternidad y cuidado mutuo para dar respuesta a tantos malos augurios.

NEOLIBERALISMO Y FIEBRE PRIVATIZADORA

Las propuestas neoliberales de privatización de lo público y desmontaje del estado del bienestar se van asentando desde finales de los setenta, se van consolidando tras los documentos programáticos privatizadores conocidos como el “consenso de Washington” y se aceleran de una manera desbocada con la crisis de 2008. En la actual crisis, provocada por la actual pandemia convertida en sindemia. Esta es la sinergia de varias crisis que confluyen y se influyen entre sí. Los poderes económicos han encontrado una nueva oportunidad para ampliar su poder y seguir privatizando y controlando nuestras vidas. Para ellos la privatización de la educación es algo que tenían que acelerar porque creen que no está del todo a su servicio.
Hay un modelo de privatización que durante mucho tiempo ha sido el que se ha mostrado con más evidencia. Algunos autores lo llaman “privatización exógena”. Es la que se hace directamente privatizando empresas e instituciones públicas y pasándolas al sector privado. En educación se da cuando se crea una red de centros privados financiados con fondos públicos, se entregan directamente centros educativos públicos a la iniciativa privada, cerrando aulas públicas y abriéndolas en centros concertados, donando terrenos públicos para la construcción de centros privados, contratando con empresas privadas directamente servicios (comedor, transporte, evaluaciones externas…) que deberían ser públicos.
Hay otra denominada “privatización endógena” que es la que se produce desde dentro del propio sistema educativo público. Se produce cuando los intereses colectivos se someten y son utilizados a favor de intereses privados, sean individuales o de sectores determinados de la comunidad educativa. Se ha visto en los momentos en que se ha decidido no en función del bien de toda la comunidad sino de intereses particulares (horarios, tipo de jornada, direcciones autoritarias, intereses corporativos…).
Creo que hay otro modelo que se está afianzando en este momento en el espacio público. Es el de “privatización por ocupación”, que se lleva a efecto a través de la incorporación en lo público de la filosofía de la nueva gestión empresarial, en unos casos más evidente que en otros. Es el proceso de penetración y extensión en la escuela de titularidad pública de iniciativas privadas de todo tipo, justificadas por diferentes propuestas innovadoras y de cambio. El modelo de esta privatización es la Alianza público-privado, como veremos más adelante. Se apoya en la mala conciencia que genera en las grandes corporaciones el saberse responsables del desastre a que han llevado a la humanidad. Así se habla de la “Responsabilidad social corporativa”, y desde ahí se proponen fundaciones filantrópicas de todo tipo, entre las que están las que van dirigidas a cubrir las carencias de la educación pública. Es la filantropía corporativa y de las grandes fortunas para extender el dominio del capitalismo.

LA PRIVATIZACIÓN VENDE EL DERECHO A LA EDUCACIÓN EN EL MERCADO

La sociedad neoliberal y digital capitalista han creado su propia escuela: “la escuela del capitalismo total”, para poner toda la educación al servicio de la creación de la subjetividad neoliberal controlada por la economía digital de la atención en cada uno de nosotros. Por ello

esa escuela se niega a hablar del derecho a la educación y habla del derecho a la libertad de elección en el mercado de la educación. En él cada uno elige la educación que el mercado le ofrece y tú puedes pagar como buen cliente. La educación ha dejado de ser un derecho para ser un bien que se vende y se compra como cualquier otro. Lo peor es que se reclama al Estado que pague esa educación mercantilizada en provecho de los que la dominan y hacen negocio con ella. Los que no la puedan pagar irán a centros públicos de beneficencia. Es la idea que propagan de los centros educativos de titularidad pública que son, dicen, de peor calidad que los privados. En estos últimos es donde tiene un papel fundamental el filantrocapitalismo. La realidad es que en todos, centros públicos y privados, el “capitalismo digital y de vigilancia” está penetrando de forma acelerada para hacer realidad un control que va a hacer palidecer a los totalitarismos de antaño si seguimos por este camino.4
Todas las estrategias privatizadoras van en la misma dirección: convertir la educación en un negocio, convertir a los ciudadanos -sujetos del derecho a la educación- en clientes que consumen la educación que pueden pagar.
Pero la privatización de la educación también se acompaña de la negación del derecho a la educación cuando se segrega a los débiles; cuando hay absentismo, abandono y fracaso escolar; cuando se promueve una escuela selectiva, clasista y excluyente; cuando se dan los recortes presupuestarios en el espacio público y se transfieren los recursos económicos a los centros de la iniciativa privada;…
No podemos olvidar que la negación del derecho a la educación y de los derechos de la infancia está detrás de todas las propuestas privatizadoras en cualquier espacio educativo.

4 Especialmente iluminador para hacer una necesaria reflexión sobre los efectos de la digitalización, también en la educación, es el artículo de Jorge Riechman (2021).

NUEVAS ESTRATEGIAS DE PRIVATIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN:

Los procesos de privatización se asientan en la continua expansión del capitalismo neoliberal. En la educación se utilizan varias estrategias para que se apoye socialmente:

— El desprestigio de la escuela pública como que es de peor calidad que la escuela privada. Se nos dice que es ineficaz e ineficiente. Que sus resultados son peores, que no se ajustan a las exigencias de la economía y no es rentable….
— La potenciación de la iniciativa privada con los argumentos engañosos de que es más eficaz, no está ideologizada, es más barata y además tiene mejores resultados.
— La privatización directa cerrando centros públicos o no creándolos donde son necesarios, abriendo centros educativos privados concertados, dando terrenos y dinero públicos para la iniciativa privada. Se cierran aulas en centros de titularidad pública y se abren aulas en centros privados concertados en la misma zona.
— Otra estrategia igualmente privatizadora es la que trata de impregnar el sistema educativo público del espíritu empresarial e ir colonizándolo penetrando dentro de él. Se trata de hacer que todas las escuelas sean concebidas como empresas en la sociedad del rendimiento.
— Una más es la que se hace a través de privatizaciones de determinados servicios en los centros de titularidad pública: comedor, actividades extraescolares, programas apoyos y refuerzo, etc.
— …
Las nuevas estrategias privatizadoras se hacen también a través de la propuesta de que en el sistema educativo público se asuma la misma concepción de cambio e innovación que propone la nueva gestión empresarial (Luis Enrique Alonso y Carlos Fernández, 2018). Así la concepción de innovación, que procede de la penetración del mundo empresarial en la escuela, es la que se propone en las políticas educativas actuales a través de las diferentes reformas educativas, en mayor o menor medida, y de su aplicación. Lo hacen desde cuatro ámbitos, que hemos de conocer con más detalle, para entender lo que está pasando con la privatización encubierta, presentándola como la necesidad de cambio e innovación en la educación:

LA NUEVA GESTIÓN EMPRESARIAL (NGE) COMO MARCO

Uno de los ámbitos es el que acompaña las propuestas de la Nueva Gestión Empresarial, desarrollada por los departamentos de recursos humanos de las grandes corporaciones, que necesitan impregnar el mundo educativo para que forme a las personas que necesitan según sus intereses. Su propuesta central gira en torno al cambio, la innovación, la creatividad, la iniciativa emprendedora, el trabajo en equipo, etc, para hacer la economía más competitiva en la sociedad de rendimiento. El cambio que se propone en todos los campos del quehacer humano es un campo de lucha dominado por la perspectiva de la innovación empresarial. Así traslada sus propuestas y su visión de la innovación a la educación.
Aunque Cristian Laval (2004) tiene un libro muy interesante titulado “La escuela no es una empresa”, la realidad que se ha ido consolidando es que la escuela se está convirtiendo, cada vez con más fuerza, en una empresa especial dedicada a hacer productivo y competitivo el “bien” que se compra y se vende en el mercado que es la educación. Añade valor de cambio en el mercado de trabajo a cada persona que pasa por la fábrica de la enseñanza. En la sociedad de rendimiento son los resultados de la producción los que hacen competitivo a un producto. En la escuela son los resultados los que llevan al éxito o al fracaso.


Es necesario que tengamos en cuenta lo que piden hoy los departamentos de recursos humanos cuando seleccionan a los trabajadores para sus empresas: creatividad, adaptación al cambio, capacidad de innovar, de trabajar en equipo y cooperación, trabajar en el marco de proyectos y círculos de calidad, capacidad de iniciativa, dedicación e identificación con los objetivos de la empresa como si fueran los suyos. También se les pide celeridad, liderazgo, rendimiento…
Otro elemento clave de la privatización en el espacio público es la enseñanza del emprendizaje. Es necesario saber emprender para constituirse en empresario de sí mismo, por eso es central aprender la capacidad de iniciativa, la adaptación al cambio, fomentar la creatividad, la innovación constante, el ser competitivo, el trabajo en equipo para rendir más y mejor… Esto se ha de trabajar de forma transversal en todos los ámbitos de conocimiento y en todas las etapas educativas. Los equipos directivos de los centros educativos harán suyo este modelo de gestión empresarial.

INDUSTRIA EDUCATIVA GLOBAL (IEG).

Por IEG identifican la concepción de la educación como un sector económico ampliamente globalizado y gestionado por organizaciones privadas.
Este segundo ámbito es el inmenso desarrollo de la Industria Educativa Global. Se hace desde la conciencia empresarial de que el nicho de negocio de la educación en el mundo se sitúa hoy, según la Organización Mundial del Comercio, en torno a los 10 billones de euros. El Mercado de la Educación inaugura sus encuentros en Vancouver en el año 2.000. No podemos olvidar que este es el objetivo central de todos los procesos privatizadores: el negocio económico y el control ideológico de los procesos educativos.
“Las principales formas a través de las que actúa la IEG, según los editores, son: la globalización económica como una fuerza motriz que incrementa la demanda educativa así como una intensificación de los aspectos transfronterizos de los servicios educativos; la mercantilización educativa comprendida como un bien posicional de las familias; los aspectos del sector educativo basados en la oferta y la demanda; las nuevas formas de gobernanza educativa que incluyen nuevas dinámicas de descentralización y la legitimación de las políticas de rendición de cuentas; la emergencia del paradigma de las políticas educativas basadas en evidencias; y la intensificación de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en las relaciones de aprendizaje. (Geo Saura 2016)

EL FILANTROCAPITALISMO
En tercer lugar, está la “responsabilidad social corporativa” como justificación de las propuestas filantrópicas de las corporaciones multinacionales. Se concreta en la creación de fundaciones específicamente educativas que hacen estas empresas para penetrar en el sistema educativo con la disculpa de salvarle de su ineficacia. Podemos citar algunas5 y ver cuáles son sus intereses reales, como la “Fundación Empieza por educar” (Banco de Santander), “Fundación Amancio Ortega” y su Programa de Formación para Profesores, “Fundación Telefónica” con sus Escuelas Creativas, EduCaixa la pionera de las plataformas educativas, “Fundación Promete” para la promoción del talento, “Fundación Varkey” promotora del concurso internacional que busca el Nobel de la Enseñanza”, Fundación BBVA, COTEC, Fundación BILL Y MELINDA GATES, Fundación Educa Abanca (Banesco), la CEOE reclamando mayor protagonismo empresarial en la educación, etc. La lista se hace casi interminable. Pero hoy adquieren especial protagonismo todas las propuestas, que se afianzan en esa penetración en el espacio público llevadas a cabo por las grandes plataformas tecnológicas para digitalizar la educación e implantar el capitalismo digital y de plataforma. Entre ellas se encuentran, sobre todo, las conocidas como GAFAM (Google, Amazon, Facebook, Apple, Microsof), pero hay muchas más como veremos.

5 Para no extenderme demasiado en la descripción de estas corporaciones y de las estrategias que utilizan, invito a la lectura de los interesantísimos artículos de Geo Saura.

“En España, resulta absolutamente escandalosa la privatización aceptada por las políticas educativas actuales a través de propuestas por las que han pasado de puntillas en los medios de comunicación”

“En la construcción social, la educación pública no debe ser monopólica, pero sí hegemónica. En la medida que ese papel se empieza a debilitar, y aumenta el papel hegemónico de las visiones privadas de lo educativo, en esa medida dejamos en manos de los negociantes, de los empresarios, de las transnacionales, lo que nuestros niños, niñas y jóvenes deben aprender. Más que eso, lo que las jóvenes generaciones deben ser, pensar y sentir. Y creo que debiéramos encender todas las alarmas cuando empieza a “naturalizarse” el hecho de que sea McDonalds, o Shell, o Microsoft, los que creen la pedagogía para este tiempo, lo mismo que han venido haciendo desde hace tiempo organismos tan distantes para los intereses de los pueblos, como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial.” (Carlos Aldana en http:// eldiariodelaeducacion.com/blog/2019/02/12/ la-resignificacion-de-la-escuela-publica/ )
La aceleración de la digitalización en la educación, provocada por el confinamiento en la pandemia actual, es una realidad incuestionable. Está siendo una gran oportunidad para que las grandes corporaciones tecnológicas y las fundaciones de las grandes multinacionales penetren de lleno en la educación y así poder extender sus intereses en la educación concebida como un mercado al que nunca van a renunciar.
“El filantrocapitalismo digital es la hibridación entre el modo de gobierno filantrocapitalista y los modos de producción de acumulación constante del capitalismo digital”. “Las grandes corporaciones actúan con lógicas filantrocapitalistas incorporándose en los sistemas educativos ofreciendo herramientas, plataformas digitales, software y diversas tecnologías digitales mediante donaciones multimillonarias para reestructurar los sistemas educativos” (G. Saura, 2020).
No hay que irse muy lejos para comprobar que esto es ya una realidad muy cercana y cotidiana en nuestros propios entornos educativos. En Getafe hay un centro público, de los ya muchos que hay en la Comunidad de Madrid, que desde hace ya dos cursos ha implantado el programa de Apple llamado “One to one“ después de que el alumnado comprara las Tablet de esta empresa, sus técnicos hicieron la formación del profesorado para su uso y elaboraron el proyecto educativo del centro, con toda la aberración que esto significa. Esto se está generalizando en el último año con la enseñanza no presencial.


La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid hace un acuerdo millonario con la Editorial Planeta para dotar al profesorado con materiales didácticos para ser utilizados en el tiempo de no presencialidad en las aulas.

LA NUEVA GESTIÓN PÚBLICA Y LAS “ALIANZAS PÚBLICO-PRIVADO (APP)” EN LA EDUCACIÓN PÚBLICA
El modelo de Nueva Gestión Empresarial se transfiere a los servicios públicos a través de la Nueva Gestión Pública potenciando la Alianza Público Privado (APP). En ella se va concretando progresivamente la ocupación de lo público por los intereses económicos privados y privatizadores. Su objetivo es doble: la transferencia de fondos públicos a las empresas colaboradoras y orientar las políticas públicas en su propio beneficio. Es la concreción de las políticas educativas en un mundo globalizado y dirigidas por la OCDE, el Banco Mundial, el FMI. Se justifica con el argumento de hacer eficiente el sistema educativo privatizándolo a través de la estrategia de las APP.
Las Alianzas Público-Privadas (PPPs, por sus siglas en inglés) son el medio más potente de privatización encubierta que hoy se está produciendo. “El Banco Mundial (2009) es un claro defensor de las PPPs como nuevas formas de gobernanza global con la pretensión de que las compañías privadas se involucran en la provisión de servicios educativos para hacer lo público más efectivo. “ (Geo Saura, 2016).


En España, resulta absolutamente escandalosa la privatización aceptada por las políticas educativas actuales a través de propuestas por las que han pasado de puntillas en los medios de comunicación. Este es el caso, por ejemplo, del nacimiento de la Alianza por la Educación “HAZ”, el 29 de octubre de 2020, en plena segunda ola del Covid y con la justificación de acelerar lo más posible la digitalización de la educación para dar respuesta a esta emergencia social. “La alianza HAZ es una red política de corporaciones tecnológicas y fundaciones filantrópicas conformada por Fundación La Caixa, Fundación Endesa, Google, Instituto Superior para el Desarrollo de Internet (ISDI) y Fundación Vodafone España. Se presentó en el Teatro Real de Madrid en un acto presidido por la ministra de educación Isabel Celaá, como “una Alianza Público-Privada de fundaciones y empresas para transformar el sistema educativo español”. “Lo que hace la alianza HAZ, es consolidar en el sistema educativo del Estado español los últimos avances de la privatización y la neoliberalización a través del filantrocapitalismo y el capitalismo digital. O lo que es lo mismo, se consolida en la política educativa española el “filantrocapitalismo digital en educación”6. Aunque desde hace tiempo la digitalización es una realidad todavía incipiente, esta red significa un impulso a la penetración del filantrocapitalismo en el ámbito de la educación pública producido con la anuencia de las diferentes administraciones públicas. Esta alianza está perfectamente conectada con “La Coalición Mundial para la Educación”(marzo 2020) liderada por la UNESCO. Su objetivo es intervenir urgentemente ante el cierre presencial de los centros educativos en todo el mundo por el Covid-19. “Para ello establece una alianza entre actores políticos públicos y privados para invertir en los medios necesarios para impartir educación a distancia de modo urgente y disruptiva para poder desarrollar en un futuro enfoques educativos más abiertos y flexibles”7. Además se nos invita a poner la mirada más allá de la innovación cerrada, que nace y permanece en el recinto escolar, y aprender de la innovación abierta que se gesta, progresa y se comunica entre grupos y organizaciones privadas. “La tradición escolar y docente es la primera, pero muchas ideas, incluidas algunas de las mejores, sobre el aprendizaje vienen hoy de otras entidades (empresas, ejércitos, ONGs) y grupos corporativos (informáticas, arquitectos, comunicólogos…), y hay que aprender de ellos y a trabajar con ellos” ( M. F. Enguita, 2019)

Soy consciente de que aquí no hemos analizado otras formas de privatización, siempre acompañadas de la segregación y de la exclusión de una parte importante del alumnado, como los programas bilingües (el mejor ejemplo es el de la C. de Madrid), los bachilleratos de excelencia, las pruebas de evaluación externa, las actuales propuestas de todo tipo de innovación educativa, etc.
Hoy quien abandera y es la avanzadilla de la innovación educativa en nuestro país es la escuela privada y privada concertada. Saben a quién sirven y se ponen a la cabeza en la respuesta a la demanda empresarial para captar clientes y sostener su negocio. Los rasgos de la innovación que se propone en la escuela privada (también en los centros públicos que han entrado en esa dinámica competitiva) nos muestran que innovar es una estrategia privatizadora para venderse en el mercado por ser una cuestión eminentemente técnica, comercial y modernizadora8.

6 Geo Saura analiza con gran profusión de datos y un buen análisis todo el significado de este tema y su aterrizaje en nuestro sistema educativo.
7 Vale la pena ver todas las organizaciones públicas y privadas que participan y este mismo autor enumera. Centra su análisis en la penetración en los centros educativos de Google, Facebook y Microsoft.

8Hace unos años (2016) publiqué un artículo donde desarrollo este tema con más detalle.

RESISTENCIA A LA PRIVATIZACIÓN: DEFENSA DEL DERECHO A LA EDUCACIÓN Y REIVINDICACIÓN DE LA ESCUELA PÚBLICA.

Muchos consideramos que hay que seguir organizando la resistencia a la privatización, a la vez que ponemos en marcha propuestas y actuaciones que van en la dirección de potenciar y hacer crecer el espacio público educativo. Por eso trabajamos por hacer realidad la escuela pública que queremos como el garante del derecho de todos a la educación y del éxito educativo de todos. Sabemos que no es sencillo, pero es posible y en ello estamos. Somos conscientes que son muchas personas y muchas las organizaciones sociales (todo el movimiento social de transformación de la educación), que aun siendo minoritarias, siguen defendiendo un modelo de escuela pública, unas prácticas educativas emancipadores, un compromiso ético y político de muchas comunidades educativas que son la esperanza de un cambio profundo en la educación.
Estas prácticas alternativas a las que nos están imponiendo los procesos de privatización han de reunir las características de los procesos de emancipación y liberación humana. Así serán procesos democráticos (la asamblea como referente de cohesión democrática), desde abajo, horizontales, críticos, dinamizados por sujetos en proceso, con el protagonismo (empoderamiento) de los sujetos, de cooperación y aprendizaje entre iguales, de deliberación, el debate, la conversación y el aprendizaje de la argumentación, elaboración de proyectos educativos democráticos (dialogado, debatido y consensuado) y de un currículo democrático… Estas prácticas educativas se están dando ya y requieren un espacio amplio para presentarlas y conocerlas más detenidamente.

BIBLIOGRAFÍA

Alonso, Luis E. y Rodríguez, Carlos (2018): Poder y sacrificio: Los nuevos discursos de la empresa, Siglo XXI, Madrid (cap. “Innovad, innovad, malditos”)
Birardi, Franco: https://www.eldia.es/sociedad/2020/07/10/entrando- epoca-extincion/1093167.html
Cañadell, R. (2020): “Innovación, mercantilización y control de contenidos” en El menosprecio del conocimiento. Icaria. Barcelona
Carbonell, J. (2016): Pedagogías del S. XXI. Alternativas para la innovación educativa. Octaedro. Barcelona
Carrera, P. y Luque E. (2016): Nos quieren más tontos. La escuela según la economía neoliberal. El Viejo Topo. Barcelona. (https://blog.enguita.info/2019/08/innovacion-educativa-en-objetivos- en.html? utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+CuadernoDeCampo+(Cuaderno+de+campo
Friedrich S. et al. (2018): La sociedad del rendimiento. Cómo el neoliberalismo impregna nuestras vidas. Pamplona. Kataklak.
Harvey, D. (2007) : Breve historia del Neoliberalismo. Akal, Madrid
Patino, B. (2020): La civilización de la memoria de pez. Pequeño tratado sobre el mercado de la atención”. Alianza Editorial. Madrid
Ramonet, I. (2016): El imperio de la vigilancia. Clave intelectual. Madrid
Rendueles, C.: “Elitismo educativo, escuelas concertadas y bilingüismo”. En https://espejismosdigitales.wordpress.com/2016/03/18/elitismo- educativo-escuelas-concertadas-y-bilinguismo/
Riechman, J. (2021): “Decrecer, desdigitalizar – quince tesis” en 15/15/15. Revista para una nueva civilización, nº 9 1/5 , p. 6-32
Rogero, J. (2016): “Innovación educativa y transformación social. Claves de una innovación educativa transformadora”. En http:// convivesenlaescuela.blogspot.com/2016/09/revista-convives- n-15-en-convivencia.html
Saura, G. (2016): Neoliberalización filantrópica y nuevas formas de privatización educativa: La red global Teach For All en España
Saura, Geo: Filantrocapitalismo digital en educación: Covid-19, UNESCO, Google, Facebook y Microsoft” en Teknokultura, Revista de cultura digital y movimientos sociales, nº 17, 2020, p. 159-168. https://www.academia.edu/44049542/Filantrocapitalismo_digital_en_educación_Covid_19_UNESCO_Google_Facebook_y_Microsoft_Digital_philantrocapitalism_in_education_Covid_19_UNESCO_Google_Facebook_and_Microsofthttps://eldiariodelaeducacion.com/2020/11/02/filantrocapitalismo- digitalizacion-y-covid-19-en-educacion/. —
http://redesib.formacionib.org/blog/la-educacion-del-opresor- la-educacion-por-competencias?xg_source=twitter
https://www.elsaltodiario.com/educacion/la-banca-asalta- la-escuela
Zuboff, Sh. (2020) La era del capitalismo de la vigilancia: La lucha por un futuro humano frente a las nuevas fronteras del poder. Paidos. Barcelona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s