Entrevista a Zilan Diyar, militante kurda miembra del comité Europeo de la Jineolojî y del Movimiento de Mujeres Kurdas. Parte II

Conocimiento revolucionario para la libertad: Jineolojî, la ciencia de las Mujeres.

Yanira Hermida Martín, afiliada al SU de CGT Tenerife.

(Continuación de la entrevista del Número 1 de la revista).

  • Una de las cosas que nos gustaría desde esta revista es acercar a nuestras compañeras y compañeros las propuestas ideológicas, didácticas y metodológicas que han desarrollado ustedes, desde la formulación hasta la manera de enseñar que conlleva la propuesta de la Jineolojî. ¿Puedes explicarnos la manera en la que funcionan los centros en los que se aplica y enseña la Jineolojî? ¿Cómo se organiza un proyecto pedagógico en una zona de conflicto?

En el proceso de cambio de la sociedad para nosotras el método más básico es la formación. Para superar el sexismo social, para liberarnos de la influencia del positivismo en nuestra mirada a la historia, y otros temas de este tipo, lo hacemos a través de la formación. En todas las diferentes academias damos formación de Jineolojî. Esto es como un comienzo. Por ejemplo, la academia de YPG, YPJ, HPC, Asayish, al mismo tiempo también academias como la de economía, es decir, cada ámbito tiene su propia academia. En todas estas academias, al inicio se da formación de Jineolojî. A partir del 2015 el comité de Jineolojî empezó a dar formaciones básicas, como un conocimiento inicial. Dentro de estas formaciones, el método que más utilizamos, como una tradición de nuestro movimiento, no es de sujeto y objeto donde una da formación y otra recibe, sino que sobre todo utilizamos el método del diálogo. Al mismo tiempo, utilizamos el método de los análisis de la personalidad. Por ejemplo, si hay una formación sobre el sexismo social, se habla y se analiza acerca de cómo las participantes pueden superar este sexismo en su vida, y se habla con profundidad acerca de cómo ha afectado en su personalidad. Cuando se habla de esto no son simplemente las personas que están dando la formación, si no que el resto de participantes a través de las preguntas abren más su mente. Así se encuentran los puntos donde la persona se reconoce a sí misma. Así se desarrollan las formaciones. Podemos decir que las personas de tu alrededor ponen un espejo frente a ti. Estos son los métodos que siempre utilizamos para todas las formaciones, diálogo y análisis de la personalidad. Es decir, no damos solamente la historia del sexismo social, y la primera, segunda y tercera ruptura sexual. Al mismo tiempo, se analiza la representación de lo que explicamos a nivel teórico en la personalidad. Debatimos sobre esta base. Cuando se dan formaciones más profundas de Jineolojî estos son los métodos básicos. Al inicio, a partir del 2016, para poder acabar con esta mentalidad dentro de la sociedad, formamos como maestras a aquellas que podían dar formaciones sobre Jineolojî. En el trabajo de la facultad sucede lo mismo. Es decir, nuestros principios no son que alguien consiga un diploma. Por ejemplo, conocí a una mujer que no tenía estudios oficiales bajo el régimen, pero empezó a relacionarse con Jineolojî y llegó a la facultad. Paso a paso. Cuando construyes un sistema de universidad quieres superar paso a paso los métodos de la universidad del Estado. Por ejemplo, para poder acabar con el método de los exámenes. Se lleva a cabo a través del diálogo, con una participación activa, es decir, no solo hablando la maestra y luego controlando las respuestas de los exámenes. Al mismo tiempo, porque la facultad es nueva, las personas que reciben y dan formaciones, hacen sus investigaciones. Porque al principio no había un programa concreto de formación. Y se buscan maneras para compartir estas investigaciones. De esta manera se participa activamente en la elaboración del programa de formación de las universidades y de la facultad de Jineolojî.

En el proceso de cambio de la sociedad para nosotras el método más básico es la formación.

Ahora tenemos un programa elaborado, pero nuestras fuentes son pocas. Por ejemplo, en lengua árabe o aramea, y otras fuentes de Medio Oriente. Por un lado, hay investigación y por el otro formación. Para el programa, tal vez dentro de 10 años podremos decir que se ha elaborado el programa de Jineolojî. En el nivel de elaboración participa todo el mundo. Por otro lado, como comité de Jineolojî Europa tenemos relación con el comité de Rojava. Cuando encontramos un nuevo método para el desarrollo de la personalidad las avisamos. Por ejemplo, cuando fuimos a Colombia, las avisamos acerca de nuevos métodos que aprendimos para una participación más activa. De esta manera, paso a paso los métodos van cambiando. En cada nuevo ciclo de formación hay nuevos métodos. Por ejemplo, lo que se dice sobre el sexismo o sobre la dominación, como se puede entender a través de una canción o de una fotografía, para que expulses de tu mente la imagen que se había creado, a través de un lenguaje artístico. Además, en todas las formaciones de Jineoloji se intentan desarrollar mentes libres. Pero esto no se consigue de una vez. Porque las personas que han estudiado en la universidad han desarrollado un conocimiento conectado al Estado, esto tiene que superarse paso a paso. La metodología no es algo estático, puede cambiar. Estos cambios se realizan a través de las experiencias de las mujeres en el mundo o de nuestras experiencias personales, por ejemplo. De esta manera las pasamos a nuestro sistema de formación y creamos nuestras facultades sobre esta base.

  • Desde el Comité Europeo de Jineolojî a través del cual llevan desarrollando campamentos, diversas actividades formativas, de encuentro, de convivencia y reflexión entre mujeres de diferentes territorios de todo el planeta y pertenecientes a distintas luchas. ¿Cómo valoran la acogida en Europa, y en concreto dentro del estado español de las aportaciones de la Jineolojî? ¿Se puede desarrollar la educación dentro de la Jineolojî en otros territorios como puede ser el estado español? ¿Qué espacios serían los apropiados para ello? ¿Qué redes de conexión y reciprocidad podemos generar desde nuestras existencias cotidianas en el estado español para conectar con las luchas que encabezan las mujeres de la llamada Revolución de Rojava?

Las críticas que Jineolojî hace a la ciencia positivista tienen que pasar también a la práctica. Criticamos también a la mentalidad europea y a la ciencia centrada en Europa, pero a veces vemos a Europa como una. Cuando nos estábamos moviendo en base a nuestras necesidades para dar a conocer la Jineolojî, vimos que hay muchas diferencias entre los diferentes países de Europa. Incluso dentro del Estado español hay diferencias entre las regiones. Cuando queremos expandir la Jineolojî tenemos que movernos en base a estas mentalidades. Por ejemplo, creando un equilibrio entre lo local y lo global. Es decir, cuando hay que tomar como base lo local y cuando hay que crear algunas realidades globales. Posiblemente que para nosotras solo haya una realidad universal para todos los ámbitos y países, no puede ser que las mujeres no estén organizadas, las mujeres tienen que desarrollar una personalidad militante. Hemos visto que en los países mediterráneos, como el estado español o Italia, la sociedad todavía no ha muerto. Por un lado hay un respeto por la sociedad, y por otro lado esta la influencia capitalista. Por ello es posible que los países así, es decir, en los que la sociedad todavía no ha muerto, tengamos más ventajas para el entendimiento de Jineolojî, porque no todo se toma a un nivel técnico, claro que hay influencia del positivismo pero no tanto como en otros países. En este sentido, los lugares donde hasta ahora Jineolojî ha sido bien aceptada o se ha seguido con interés son países así. Además, dentro de estas geografías hemos podido generar compañerismo y cálidas relaciones sociales, o hemos podido romper más la influencia del positivismo en relación a otros países centrales. Cuanto más vas hacia Occidente hay más influencia del positivismo, individualismo y un entendimiento técnico. Para nosotras lo importante es que en cada país podamos crear esto, para que la Jineolojî llegue a su objetivo. Que en cada país la sociedad tome la tradición revolucionaria de su país como base. Que tome la tradición de resistencia de su país. No que vaya a otro lugar a tomarlo como ejemplo. Por ejemplo, no puede ser que alguien alemán se inspire solo en la revolución de Rojava, porque en Alemania también hay revolucionarias. O en el Estado español, no se pueden tomar solo los ejemplos de ahora y olvidar la resistencia que hubo contra el fascismo. También en el Estado español hay cultura de la diosa, cultura de la sociedad natural, hubo bases y experiencias de confederalismo. Si un movimiento revolucionario se separa de la sociedad, no será posible. Por eso el objetivo principal de Jineolojî para estos países es este. No solo que vayan a Rojava, lo tomen como ejemplo y lo apliquen. Claro que esto es importante, pero lo realmente importante es de qué manera pueden crear un movimiento revolucionario para su sociedad. El individualismo muchas veces se pone ante nosotras en los países de Europa. Piensan mucho sobre las cuestiones técnicas, por ejemplo, se escribe un texto y sobre una sola palabra pueden debatir durante horas. Cuando debates esto la vida se pierde, se te va de las manos. En este sentido, la dificultad que más vivimos en los países europeos es este nivel técnico al que ha llegado la gente y el individualismo. Debemos fortalecer la capacidad organizativa y la sociabilidad, en este sentido nos encontramos con dificultades. Pero muchas veces en el Estado español sentimos cálidas relaciones sociales.

No puedo decir si hay un sitio más adecuado que otro, es decir, cada país lo realiza según sus propias necesidades, toma algo de Jineolojî en base a sus necesidades, o toma la Jineolojî como método. Tal vez no comparten todo lo de Jineolojî, pero lo toman como método teniendo en cuenta sus necesidades y lo explican según ellas mismas. Esto tiene un riesgo. Como hemos dicho, nuestro objetivo es fortalecer la capacidad organizativa y la sociabilidad, que la base de la sociedad crezca según su propia raíz en cada país. Pero el peligro es que en cada país las demasiadas explicaciones nos pueden sacar de nuestro camino. Rêber Apo también lo dice, las demasiadas explicaciones sacan al ser humano de su camino y de su objetivo. Por ejemplo, el sistema que hemos creado en base a nuestras necesidades se explica demasiado. En Europa vivimos esta dificultad. Cada una se crea una imagen. Una mujer alemana, una mujer francesa o una mujer catalana, por ejemplo, se crean una imagen dentro de sí a cerca de la revolución de Rojava, y pretenden que entremos en esa imagen, sus expectativas son en base a ello. Pero cuando decimos que algo no es así, o cuando en la práctica surge un problema, dicen “¿ah, por qué no habíais dicho esto? En la teoría no era así.” En este sentido, queremos que nos entiendan en base a nuestra realidad, una realidad que fluye. Pero en algunos puntos siempre quieren dar una forma en sus mentes y que entremos en ello. A veces somos más grandes que esas imágenes, a veces somos más pequeñas, y surgen problemas. Tal vez es necesario que luchemos más en el sentido del entendimiento y el método. Si luchamos en este aspecto sin duda nuestra red se hará cada vez más amplia. Este es también nuestro objetivo, que se liberen del individualismo, del positivismo, de las perspectivas estatales, entonces las mentalidades de todas las mujeres fluyen. Pero ahora hay un obstáculo ante la sociedad, estas maneras incorrectas de pensar, tanto como podamos romperlas tanto así podremos crear una unidad y que cada persona pueda expresarse y tener una vida revolucionaria. Cuando creamos una red no es solo para las necesidades de nuestra revolución, al mismo tiempo queremos que la gente pueda también levantarse en el Estado español contra la represión del Estado, que puedan vivir una vida revolucionaria, que puedan crear relaciones en base a la libertad, a la convivencia libre. No puedo decir que haya una fórmula para crear una red, tal vez su forma sea diferente en cada país, pero lo importante es que la gente se organice contra el sistema. Este es el objetivo de la creación de nuestra red. Lo importante debe ser que se cree de manera colectiva. Es decir, que no sea propiedad de una persona, si no de toda la sociedad.

  • Personalmente no quiero dejar de preguntártelo porque me maravilla la cantidad de coincidencias que existen, salvo ciertas distancias fruto de contextos históricos y culturales diferenciados, entre la Jineolojî y el papel de las mujeres en la revolución del Kurdistán con muchas de las experiencias y posturas defendidas por Mujeres Libres durante la Revolución Social en la España de 1936-39. ¿Crees que puede entenderse una conexión entre Jineolojî y el legado del pensamiento anarcofeminista español?

Antes de que surgiera Jineolojî, en base a nuestras posibilidades sabíamos de la existencia de Mujeres Libres. Ahora con las compañeras que conocemos del Estado español nos hemos podido formar más acerca de Mujeres Libres, pero por lo general nuestra base siempre fue la historia de las mujeres que habían luchado en el mundo. Las que lucharon por su ser y su existencia, esto sin duda siempre fue una herencia para nosotras. Claro que podemos hacer una conexión entre Jineolojî y las ideas anarco feministas del Estado español, pero esto también lo hacíamos antes de Jineolojî. Pero al mismo tiempo, ahora a través de Jineolojî investigamos esto también.

Aun hace falta investigación, no ha salido la verdad de todo ese tiempo, hay muchas cosas que todavía no sabemos. Pero para nosotras es importante preguntarnos, este movimiento a pesar de tanta resistencia y esfuerzos, por qué no consiguió crear algo continuado, pero por supuesto nos vemos muy cercanas. Incluso podemos decir que son las más cercanas, en el sentido de liberarse del sistema estatal, lucharon, también reflexionaron sobre la lucha armada, trabajaron para la sociedad, sin duda tenemos una conexión. En lengua kurda y turca hay muy pocas fuentes. Para el futuro podemos desarrollar un trabajo conjunto de manera más profunda.

  • Una de esas coincidencias entre Mujeres Libres y la experiencia revolucionaria que están viviendo hoy en día en los territorios del Kurdistán es la apuesta por la capacitación de las mujeres, también en cómo establecer la relación que debe darse con los compañeros hombres y otra, es la importancia concedida a las cuestiones éticas y estéticas dentro de la revolución. ¿nos puedes hablar de cómo la Jineolojî articula estos aspectos?

Estos tres aspectos no se crearon solo a través de Jineolojî, siempre se utilizan dentro del Movimiento de Mujeres, pero Jineolojî puede profundizarlas más, crear más su base teórica y obtener resulta dos en su práctica social, porque nuestra dialéctica siempre se mueve de esta manera. ¿Cómo construimos la mentalidad de la mujer? Como hemos dicho al principio lo hacemos de diferentes maneras. Por ejemplo, las formaciones son básicas. No formamos solo a grupos cerrados de militantes, al mismo tiempo formamos a la sociedad. Vamos a la casa de las mujeres que no pueden venir a las formaciones, observamos sus actitudes, por ejemplo, qué es lo que ven importante, y cómo podemos romper las estructuras que se han creado en su mentalidad. Tal vez no veo los resultados hoy, por ejemplo, hoy visito a una familia y tal vez no veo los resultados, pero cinco años después vuelvo a visitar la misma familia y me dicen “¿Compañera te acuerdas esto que me dijiste? Me cambió mucho.” La mentalidad de las mujeres se puede transformar de diferentes maneras; a través de la formación, a través del diálogo, a través de las relaciones cara a cara. Esto sucede en todos los ámbitos de la vida.

Por otro lado, la vida de los compañeros hombres. Podemos decir que se han dado tres fases o procesos. La primera vez, cuando las mujeres kurdas se unieron a la revolución, los hombres eran como un ejemplo y las mujeres querían llegar al mismo nivel que los hombres habían llegado en la guerra. Después, a través de los conocimientos que aprendimos con Rêber Apo. A partir del año 1986, Rêber Apo siempre mostró que el hombre también es un producto del sistema patriarcal y su identidad también ha caído, y quiso desarrollar la existencia de la mujer. Durante un tiempo hubo un conflicto fuerte. Las mujeres querían proteger su existencia y los hombres se levantaban contra esto y no querían ver su realidad en ello. En este sentido desde 1986 hasta el 2005 hubo una lucha sobre la base de esta contradicción. En cuanto al método, el conocimiento, los errores que vivieron las mujeres fueron estos. La lucha se desarrollaba en base a la confrontación entre dos géneros. Esto paso a paso se fue transformando con el paradigma. Dentro del movimiento revolucionario podemos desarrollar de qué manera vivir conjuntamente y cómo desarrollar la libertad en base a los principios de la convivencia libre, por ejemplo, un hombre cómo puede tomar fuerza y aprender de la resistencia de una mujer, cómo puede conocer su identidad, construir sus relaciones sociales en base a los métodos de la mujer, etc. Esto no ocurrió de una vez. Los hombres no querían ver la realidad de la mujer dentro de nuestra revolución, pero paso a paso a través del sacrificio y la resistencia que las mujeres mostraron por su existencia fue influenciando a los hombres. Actualmente estamos en la tercera fase.

Ahora podemos decir que nuestro objetivo es de qué manera hombres y mujeres pueden vivir juntas con una filosofía de libertad.

Queremos tomar como base la transformación del hombre. Los intentos para esto empezaron a partir de 2002 dentro de la revolución. Ahora podemos decir que nuestro objetivo es de qué manera hombres y mujeres pueden vivir juntas con una filosofía de libertad. Es decir, en la primera fase las mujeres estaban bajo la sombra del hombre y los tomaban como referencia, la segunda fase fue el conflicto, y la tercera fase, claro que el conflicto sigue porque cuando vemos dominación luchamos contra ello, pero nuestro método ha cambiado a luchar sobre la base de la transformación del hombre. Es decir, cómo pueden ambos géneros vivir conjuntamente con principios comunes. Pero los hombres dentro de nuestro movimiento y nuestra revolución todavía lo ven como un sistema, es decir, “nuestro sistema quiere que no seamos dominantes ante nuestras compañeras mujeres”, pero mentalmente todavía piensan así. Como he dicho, entre 1986 y 2005 había un sistema pero había conflicto. Ahora queremos liberarles de estas características también a nivel mental, nuestros esfuerzos se dan en este sentido. Es un tema conectado con la ética y la estética, es decir, si el lenguaje que utilizas para los cambios sociales no es sobre la base de la ética y la estética estos cambios no serán posibles.

¿Qué es para nosotras la ética y la estética? El conocimiento de la libertad. La estética es tomar forma en base a este conocimiento; cómo te sientas y levantas, cómo hablas, incluso cómo vistes, cómo te mueves en la sociedad como mujer, tu actitud y tu trabajo. Por ejemplo, vamos a casa de una familia, ¿cómo se relaciona el compañero hombre con la familia y cómo se relaciona la compañera mujer con la familia? En este sentido, la diferencia de la mujer es el respeto, la ética y la estética. Claro que hay cosas aprendidas con el conocimiento, pero esto se encuentra también en la naturaleza de las mujeres. Cuando decimos “naturaleza de las mujeres” nos referimos a, por ejemplo, las mujeres siempre se acercan a la sociedad, se acercan a la naturaleza, su manera de aprender no es como los hombres. Al principio queríamos alejarnos de nuestros métodos, pero ahora desarrollamos nuestra naturaleza a través del conocimiento. Si alguien no conoce su existencia, a pesar de todo el conocimiento que desarrolle se quedará en poco, y alguien que tenga una existencia muy fuerte pero no desarrolla conocimiento no podrá tomar forma. La existencia, el conocimiento y la forma para nosotras son esenciales. Esto está conectado a la ética y la estética. Esto especialmente se ve en las mujeres. En estos 40 años de lucha, no solo las mujeres, si no que también los hombres han aceptado esta realidad. Por eso, para la transformación de los hombres utilizamos sobre todo la ética y la estética. Cuando toman un tema, lo toman desde el sentido técnico y sus sentimientos quedan en menos. Pero lo que ha permitido que nuestra revolución se mantenga en pie a pesar de todos los ataques es estas características desarrolladas por las compañeras mujeres. Muchos compañeros hombres aceptan esto, la sociedad kurda también. Por ejemplo, muchas veces he visto cómo la sociedad kurda dice “cuando una compañera mujer hace un trabajo realmente lo hace sin errores, piensa en todos los detalles.” Al principio esto se hacía sin conocimiento, estaba en nuestra naturaleza. Por ejemplo, en la montaña las guerrilleras mujeres siempre querían que a su alrededor se mantuviera la estética. Esto al principio era motivo de bromas o de debilidad. En la guerra siempre hay injusticia, esto puede girarse en contra de ti y puedes soltar rápidamente tus principios, pero los principios de la ética y la estética no permitieron que esto ocurra. Por ejemplo, cómo podemos movernos en la guerra en base a estos principios. En este sentido, las mujeres pueden jugar un rol muy importante, y pueden hacer de la ética y la estética un tema a través del cual se mueva toda la sociedad. En resumen, el hombre cuando hace un trabajo mira los resultados, pero en cambio la mujer se pregunta constantemente si lo está haciendo en base a los principios o no. Esto es más importante. Pongo un ejemplo, llevo a cabo una acción, me siento con los hombres y con un lenguaje duro les digo “tenéis que venir, si no venís habrá consecuencias.” Esto es el método del hombre. Pero puedo hablar con un lenguaje de convencer, por qué es necesario participar, por ejemplo. Puedo ver su corazón y su espíritu, y en base a esto utilizo un lenguaje. Si alguien viene forzado a una acción, un día viene y al otro día no viene. En cambio, si creas una conexión de corazón con la gente, a pesar de toda la violencia que reciban estarán con nosotras hasta el final. En este sentido las mujeres juegan un gran rol.

Muchas gracias Zilan, contigo gritamos esperanzadas:

¡Jin, jiyan, azadî! ¡Mujer, vida, libertad!

NOTA: Quiero disculparme públicamente por el error que cometí en la primera parte de la entrevista en la edición en papel al utilizar la imagen de una bandera que no es la que corresponde con la del movimiento revolucionario de liberación al que pertenece la entrevistada, gracias a las compañeras del Comité Europeo de Jineoloji reproducimos las banderas correctas en este ejemplar.

Acceso al artículo en la edición impresa:

HERMIDA MARTÍN, Y. “Entrevista a Zilan Diyar, militante kurda miembra del comité Europeo de la Jineolojî y del Movimiento de Mujeres Kurdas. Segunda parte”, Aula Libre, 2 (abril, 2021), pp. 23-30.

Para citar la versión online

Yasmina Hermida Martín, «Entrevista a Zilan Diyar, militante kurda miembra del comité Europeo de la Jineolojî y del Movimiento de Mujeres Kurdas. Segunda parte», Aula Libre (Internet), 16 de junio 2021. ISSN: 1989-7006. URL: https://aulalibrefecgt.com/2021/06/13/conocimiento-revolucionario-para-la-libertad-jineoloji-la-ciencia-de-las-mujeres-entrevista-a-zilan-diyar-militante-kurda-miembra-del-comite-europeo-de-la-jineoloji-y-del-movimiento-de-mujeres-kur/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s