Editorial: Aula Libre nº 1. Nueva época

Cristina Faciaben Alonso

Un rasgo que define bien a la tradición anarquista y anarcosindicalista es el trabajo constante en la difusión de sus ideas y propuestas: libros, folletos, panfletos, pero también revistas, boletines informativos…Una incesante tarea de publicistas que querían propagar la Idea.

En nuestro caso, la educación, eso era algo importante. Cuando el anarco-sindicalismo es recuperado tras 36 años de dictadura franquista, aparece ya en 1975, publicada por el sindicato de Huesca, la revista Aula Libre, que contribuyó durante muchos años, hasta 2012, a la difusión de la pedagogía libertaria. Hubo otras publicaciones, más bien pocas, que algo aportaron, pero sin gran impacto, quizá porque se había delegado implícitamente en el buen hacer de las personas del sindicato de Huesca una tarea que debería haber sido asumida por todos los sindicatos y por toda la afiliación. En los últimos años, el Sindicato de Enseñanza de Madrid recuperó también la cabecera, aunque incidiendo casi exclusivamente en asuntos educativos de este territorio.  

En el Pleno de la Federación de Enseñanza de junio de 2019, se aprobó una ponencia con el título «Difusión de la pedagogía libertaria desde los sindicatos y las secciones sindicales de enseñanza de la Federación de Enseñanza de CGT». Por fin, en marzo de este año 2020, logramos iniciar el proceso de creación de esta nueva revista que en realidad es una continuidad de la anterior, con las adecuadas adaptaciones, sobre todo el plantearse desde el principio como un esfuerzo colaborativo con personas de todas los sindicatos y secciones sindicales que constituyen la Federación de Enseñanza.

Tres principios quedan claros en nuestro nuevo proyecto.

El primero es un principio de continuidad: nos sentimos en deuda con la tarea desempeñada por Aula Libre durante 37 años y pretendemos continuar, con las adaptaciones adecuadas al momento actual. También estamos en deuda con toda la tradición pedagógica libertaria anterior que nos sirvió y nos sigue sirviendo por sus reflexiones teóricas y por sus experiencias prácticas.

El segundo  es un compromiso con la educación libertaria en general, que tiene una presencia efectiva en el mundo actual en España y en otros países del mundo. Son muchos los centros educativos que están organizados desde principios libertarios, ya sea en el ámbito de la educación estrictamente privada o en el ámbito de la concertada. También hay propuestas anarquistas que son partidarias de la no escolarización y mantienen, moviéndose en nuestro país en un terreno paralegal, que es mejor educar a los niños y a las niñas en casa durante todo el período de educación formal obligatoria. Por último, hay un gran número de personas que trabajan en la escuela pública y pretenden llevar a sus aulas e incluso a sus centros, planteamientos de educación libertaria.

El tercero es hacer una revista desde y con todos los sindicatos y secciones sindicales de enseñanza de la CGT. Los principios que animan a la CGT marcan la orientación anarco-sindicalista de la organización y animan también esta revista. Las reflexiones y prácticas educativas concretas son fundamentales en nuestra federación, pero gozan de una mayor pluralidad en la forma de concretarse. Esa diversidad tendrá cabida en nuestra revista. Además, existen posiblemente muchas personas que, sin formar parte de la CGT, defienden y ponen en práctica una educación libertaria. Procuraremos acogerlos también en la revista.

El proyecto empieza con ilusión, con una organización horizontal en la forma de trabajo y de toma de decisiones, y con flexibilidad en su enfoque de tal modo que pueda ir modificándose con el paso de los meses y los años sin perder la continuidad. 

De igual modo, a lo largo de estas páginas queremos hacer visible la pluralidad de experiencias y de perspectivas que forman parte del equipo de redacción. De este modo, esperamos y deseamos saber transmitir todo un abanico de posibilidades que tengan el poder de enriquecer nuestra práctica educativa diaria. Y no nos referimos solamente a un enriquecimiento como profesionales de la educación, sino también a ser capaces de transferir esos conocimientos a todos los aspectos de nuestra vida. De esta manera, conseguiremos ser coherentes entre nuestro PENSAR, SENTIR y HACER, un aspecto clave para fomentar la TRANSFORMACIÓN de nuestra sociedad en otra cada vez más libre, justa e igualitaria.

Buena lectura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s